CREO EN LOS JÓVENES Y EN SU REBELDÍA

Escribe Luis Pérez
Movimiento 26 de Marzo/Asamblea Popular

EN LA CUADRA donde vivo hay un número lindo de adolescentes, jóvenes y niños, sus edades van desde los 10 a los 19 años.
Todos nacidos aquí, mas o menos nos conocemos, los gurises si se conocen, la escuela, el liceo , el cuadro del barrio, y mil cosas mas hacen que los pibes se conozcan y se junten.
Los seguidores lectores de La Juventud, recordarán del articulo en que describía un basural y terrenos abandonados que existen en esta zona.
Recuerdo esto porque es aquí donde se desarrollaron en estos días una vez mas las contradicciones entre trabajadores y burgueses. En esta ocasión les tocó participar a los jóvenes del barrio.
Los mismos siempre se juntan en la esquina o a mitad de cuadra, o un poco mas arriba, pero siempre en la vereda de las casa de los propios pibes.
Los mismos, si no están jugando a la pelota, están tocando bombos, redoblantes, y en ocasiones hasta trompeta. Como todos los adolescentes y jóvenes son inquietos y por las energías que tienen propias de su edad están todo el día haciendo cosas. Hace unos días un compañero nos recordaba que los jóvenes son rebeldes por naturaleza y que ellos en muchas ocasiones desean lograr lo que los mas viejos no lograron.
Y de eso se trata lo que hicieron los pibes.
Hace unos meses aburridos de que los vecinos (mayores) los corran por los ruidos o porque juegan pelota o por que voló una mosca, los gurises decidieron tomar una parte del basurero y hacer una canchita de fútbol. Allí trabajaron arduamente durante varios días-sin colaboración de ningún mayor-, hasta lograrlo.
En las vacaciones, en donde los hijos de los obreros, solo pueden ir unos pocos días a algún lado, los adolescentes solo están en la cuadra. Debo decir que los pibes de los cuales hablo son todos hijos de familias trabajadoras, amas de casa, serenos, obreros de la industria frigorífica, construcción, pintores, curtidores y cien oficios más. Y nobleza obliga digo también que muchos de los pibes trabajan, algunos con sus padres y otros en comercios, y los demás o estudian o son muy menores aún. Los que alguna ves fuimos adolescentes, y tenemos memoria, sabemos que les gusta bailar, cantar, mirar gurises o gurisas, jugar fútbol, y bobear como se dice comúnmente, escuchar música y vestirse a la moda de ellos.
En estos días de calores, los pibes tomaron otro pedazo del basurero, y acomodaron un lugar para ellos, con sombra y construyeron unas especies de bancos. Para ello debieron limpiar previamente lo cual les requirió esfuerzo, sudor
y voluntad. El resultado de esto fue de que un grupo de vecinos (mayores de edad y de situación económica cómoda) se molestara diciendo de que eso era una cueva para los pasta, o de que era un escondite para los ladrones. No conformes con estas consideraciones, también como es de costumbre con las gentes reaccionarias, amenazan con llamar a la policía. Uno de estos vecinos califico  a un adolescente de delincuente porque este tiro unas piedras, a otro.
Perseguidos en el cuidado de su propiedad privada, ven delincuencia hasta en la sopa, y como siempre se pretende cortar por el lado mas fino. Pero acá toparon con un padre del 26, y como somos porfiados vemos en esto también lucha de clases. Quienes no quieren que los pibes toquen tambor, jueguen fútbol, se den besos con la gurisas en la calle, o simplemente disfruten de la sombra, son personas que están asustadas, y sumidos en el mundo del miedo que les mete la tv. Otros son solo lame botas de los primeros solo porque tienen dinero. Ninguno de ellos celebró que los pibes hicieran lo que la Intendencia no hace-(la Intendencia que la mayoría de ellos votó), ninguno de ellos se puso contento o se ofrecieron a ayudar para hacer la cancha. Ninguno de ellos, se preocupa de porque estos jóvenes no tienen donde estar en las vacaciones. A ninguno de ellos les da por decir las cosas como son, hay chorros porque hay miseria educativa desde hace años, hay pasta porque algunos grandes “ señores”se llenan los bolsillos con las drogas.
Hay pobres porque ellos mismos explotan a los trabajadores, hay marginados porque ellos discriminan a los que no son como ellos,y estos “buenos “ vecinos alimentan con su egoísmo y recelo la maldad de esta sociedad capitalista.
Estoy orgulloso de mis 3 hijos, al mas chico al cual le toco vivir esta situación, simplemente lo apoyé, como apoyo a los demás gurises. Ninguno de ellos se droga, fuma o consume alcohol, pero son adolescentes emprendedores y alegres-como la enorme mayoría- y parece que para algunos esto es pecado. No se cuales son los 10 mandamientos de mis buenos vecinos, pero  les diré algunos de los que yo sigo, no explotarás a nadie, no discriminarás, no te arrodillarás ante el patrón, no estarás por encima de nadie , no llamarás a la policía, serás siempre solidario, y te revelarás contra toda injusticia. Sé que hay vecinos que no me saludan por revelarme, pero sé que tengo más hermanos, y de mejor calidad, eso también les enseño a mis hijos.
Desde esta tribuna les doy un fuerte abrazo a todos los pibes de la GPV, (nombre de la barra de gurises) y les recomiendo seguir creando y compartiendo, el futuro será de los trabajadores y ellos lo disfrutarán.
ARRIBA LOS QUE LUCHAN Y ESTUDIAN 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s