NO NOS «AYUDEN» MÁS, ¡POR FAVOR!

Si algo está demostrando ésta situación, es la incapacidad histórica del capitalismo para encontrar soluciones para un desarrollo en paz de la sociedad resolviendo sus más acuciantes temas sociales.

Si observamos, lo que viene sucediendo con los principales países del capitalismo y en los que tienen un atraso mayor, es notorio que los rasgos por los cuales se definió la fase imperialista de éste, en estos últimos años ello se han acentuado, a niveles inimaginables por las expresiones de deterioro que se han ido alcanzando.
Las guerras y el reparto del botín continua, creciendo a diario la militarización de la economía y de zonas que de un día para otro se transforman en nuevos escenarios de guerra.
A nadie escapa que la situación de la principal economía mundial que el déficit fiscal norteamericano ha llevado a este país al borde del colapso con la suma impresionante, de 16 mil billones de dólares norteamericanos. Ello prácticamente ha paralizado el país llevando adelante la mayor negociación entre los demócratas y republicanos en la historia política de este país, con la crisis que se reedita nuevamente en estos días, amenazando a las principales zonas económicas del planeta.
Hoy la UE tiene mantiene un importante nivel de depresión, y España que fuera una especia de modelo para los países iberoamericanos, ha entrado en una situación de retroceso sin límites, para lo que se considera la cuarta economía de la Unión Europea.
Ha ello debería agregársele la corrupción que ha irritado a importantes sectores sociales, por las cuentas en Suiza del dirigente de las finanzas del PP, partido de Rajoy, que lo ha involucrado en una situación sin precedente, dándole un nuevo giro a la crisis política en este país.
Todavía en nuestro país hay quienes sostienen que las privatizaciones, el crecimiento de la deuda, y la inversión extranjera son un factor de primer orden
para el desarrollo. Sin embargo ello no es así, no hay nada más alejado de la realidad, que esta afirmación si estamos pensando en el bien del país, y en la vida de los trabajadores.
Las privatizaciones, los recortes salariales, el salvataje de bancos, el FMI y el Banco Central Europeo, están destrozando la vida de los trabajadores, de la juventud y de los jubilados, haciéndole pagar el peso de la crisis a los pueblos de la zona.
Y encima de ello involucrándose en nuevas guerras y agresiones que impone el dominio capitalista mundial, para sostener su voracidad y hegemonía.
El gobierno de nuestro país, continua por el camino de las privatizaciones y la venta de las tierras al mejor postor, incluidos los recursos naturales.
Ello no constituye ninguna salida para la población trabajadora, pues los efectos negativos de esta política se aprecian a diario, en los niveles de educación, de vivienda, de sanidad y trabajo digno.
Si algo está demostrando ésta situación, es la incapacidad histórica del capitalismo para encontrar soluciones para un desarrollo en paz de la sociedad resolviendo sus más acuciantes temas sociales.
El enorme desarrollo de sus fuerzas productivas entra todos los días en contradicción con la necesidad de desarrollo social. El racismo, la xenofobia, la discriminación, y el atraso económico no ha podido ser superado por las políticas neoliberales, de privatización y de endeudamiento global de la sociedad.
Al contrario lo lleva directamente al abismo. Por ello es que es necesario emprender otro camino desechando estas políticas.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s