EL MIEDO NO ES LA ALTERNATIVA PARA EL CAMPO POPULAR

Es que la mira de un sector importante del gobierno mira más a su sillón, o a su cuota de poder, que a los problemas de los trabajadores del país, a la afectación de la soberanía nacional, mientras el país cae en la recesión, el crecimiento se detiene y el riesgo país, afecta a los zares de la política económica.

se-hace-camino-al-andar

En los últimos años, siempre hemos escuchado por parte de los voceros oficiales que el gobierno y su política, han hecho lo “posible”, que son “serios”, y que cuando se trata de resolver las necesidades populares se le ha dicho constantemente a los trabajadores que “no hay plata”, y que cuando se piensa en alguna inversión necesaria para el pueblo hay que pensar de donde se saca el dinero, pues de lo contrario se desestabiliza el país.

Sin embargo, la exoneración a los bancos y ha grandes capitalistas ha sido una constante durante los últimos años de los gobiernos del Frente Amplio. No hay más que observar lo que ha sucedido con la tierra, el agro negocio, y las privatizaciones de todas las empresas del estado, bajo la influencia de los últimos gobiernos.

Se pude afirmar sin riesgo de equivocaciones mayores, que la crisis histórica que tiene nuestro país de la formación económica y social, que no permite el desarrollo, se ha visto agravada por los últimos gobiernos donde la tenaza del capital financiero se ha hecho más estrecha y violenta sobre la producción nacional y el conjunto de la masa de trabajadores, afectando gravemente la soberanía nacional.

El gobierno no sólo no ha resuelto los grandes problemas sociales derivados del endeudamiento externo, sino que además, en estos últimos meses los va llevando al límite de las posibilidades que tiene el país pues el descontento crece y ello lleva a la agudización de los problemas políticos con escasas posibilidades de solución.

Es que la mira de un sector importante del gobierno mira más a su sillón, o a su cuota de poder, que a los problemas de los trabajadores del país, a la afectación de la soberanía nacional, mientras el país cae en la recesión, el crecimiento se detiene y el riesgo país, afecta a los zares de la política económica.

No es nuevo entonces que los sostenedores de esta política llamen a la calma, a las clases más afectadas por esta política de predominio del capital financiero sobre toda la economía que en algún momento sostuvieron que iban a cambiar.

Hoy la derecha resurge enancada en las posibilidades que le ha otorgado el oportunismo en las filas del movimiento obrero no solo en la región sino en los principales países del capitalismo mundial, pues es evidente que las debilidades de estas políticas de la privatización neoliberal, la han promovido.

La estrategia de abrazo con el capital ha fracasado, pero seguirá haciendo daño, aunque es imprescindible colocar las ideas fundamentales de la política antimperialista y el socialismo sobre la mesa.

Hoy es más necesario que nunca avanzar, venciendo obstáculos y mostrando una vez más que se puede desarrollar una política independiente de la conciliación y que en vez de marchar a la lucha agita solamente el miedo, o la alternativa entre elegir lo malo y lo peor.

Ello no constituye una alternativa seria y mucho menos popular que ofrezca posibilidades de un mundo superior y diferente para los trabajadores y el país.

El planteo programático de la Unidad Popular es no solo necesario sino insustituible en las actuales condiciones históricas para el país, la lucha artiguista y su contenido inconcluso, aun no alcanzado, debe entrelazarse con la lucha por el socialismo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s