Eduardo Rubio en los estudios de CX 36

El dirigente del Movimiento 26 de Marzo, Eduardo Rubio fue entrevistado esta semana en 1250 AM radio Centenario tras la reciente movilización en defensa de la seguridad social, y a pocos días de que se realiza el acto por el 50 aniversario del 26M, el sábado 13 en Convención y Maldonado desde las 17 hs. Transcribimos un resumen de la entrevista que se puede volver a escuchar aquí:

Estamos recibiendo a Eduardo Rubio, dirigente del 26 de Marzo que está con nosotros por acá. ¿Cómo andás Rubio?

– Bueno, muy bien, ¿cómo puedo estar hoy? ¿Cómo podemos estar hoy después de lo que fue la jornada de ayer en Plaza Independencia? Como me decía el compañero Bertoni emocionado cuando nos despedimos en la plaza, hay un antes y un después de lo del 3 de noviembre, sin magnificar nada, con la mayor objetividad pero sin duda, se dio un paso desde el punto de vista del movimiento popular tremendamente importante.

Se esperaba ese paso, la pandemia había complicado mucho, se venía estirando y la gente como que va tomando conciencia ¿no?

– Sí, sin duda que todo este tiempo de encierro, de aislamiento ha contribuido a la desorganización. Nosotros estamos en un esfuerzo empecinado de recuperar espacios de organización, trabajo militante y organizado que trascienda lo virtual que se instala como una trampa. Y digo esto sin decir que no hay que utilizar todos los medios ¿verdad? Porque hay días que tenemos que juntarnos con los compañeros que hacemos las audiciones del 26 de Marzo, imposible juntarse por una hora para ver los temas de la audición, eso lo hacemos de manera virtual. Ahora, cuando tenés que organizar una pintada, una barriada, el trabajo, la discusión, el análisis de la realidad, tenés que tener el colectivo. Y eso se dispersó en la pandemia.
Pero además yo creo que lo de ayer tiene que ver con la recuperación, no sólo de la forma en la movilización sino de los contenidos de la movilización, porque movilizaciones ha habido.
Ahora, ayer lo que se planteó fue la confrontación real con el modelo neoliberal que está en el país impuesto desde hace mucho tiempo pero que tiene en la reforma de la Seguridad Social el eje principal de este quinquenio. Con todas las demás cosas que están en el vuelta pero sin duda, porque además este es un fenómeno mundial, es una imposición global del sistema financiero, del gran capital, del imperialismo en donde en la voracidad que tienen por el capital no pueden ver, no pueden entender que haya un Banco de Previsión Social que acumule dinero que no sea utilizado en beneficio de ellos.
Entonces, vienen por todo. Y ante ese venir por todo hay dos maneras de pararse, hay quienes se plantean, bueno, tenemos que ver cómo mejoramos esto. Me acuerdo cuando se discutió el tema de las AFAP, estábamos en el Frente Amplio, y ahí se marcaron dos posiciones. Una que recuerdo sostenían en el debate el contador Astori y el entonces diputado Enrique Rubio, que planteaban que era muy bueno arrancar con un régimen de capitalización individual y que lo que había que hacer era mejorar el sistema que se proponía.
Y del otro lado estaba el Dr. De los Campos, estaba Chifflet que decía que esto no había que mejorar, que había que liquidarlo. Son las dos posiciones.
Entonces, ante lo que han sido los anuncios de los representantes del gobierno de cómo se propone, cuáles son los lineamientos para la reforma de la Seguridad Social, ha habido respuestas. Hay quienes dicen, bueno, elevar la edad de retiro al barrer no se puede.Pero cuando dijiste que al barrer no se puede…

Decís que se puede…

– Ya estás diciendo que para algunos sí. Cuando decís, «AFAP sin fines de lucro», no existe. Y además capitalización individual administrado por el Estado, eso es lo que se viene diciendo hace 30 años. Lo explica muy bien Bertoni, la capitalización individual es antagónica con el sistema solidario.
Vos querés tener una cuenta de ahorro en el banco, tenela; o querés tenerla en el colchón, tenela, pero lo que tiene que ver con los aportes para un régimen jubilatorio están dentro de la Seguridad Social y eso tiene que ser intergeneracional, solidario, estatal, público y obviamente colectivo.
Entonces, lo de ayer fue una respuesta de confrontación clara con ese modelo, y esto nos parece que es lo augural de la movilización de ayer, ahí no había medio y medio, ahí no había más o menos, ahí decís mirá, está el modelo del capital y está acá el modelo de los trabajadores. Ese parte aguas marca un antes y un después.
Y creo que arranca un proceso de acumulación en donde organizaciones sociales, barriales, sindicales, yo ayer también rememoraba esto. ¿Cómo arranca esto? Arranca cuando los compañeros de ATSS deciden desde la Comisión de Seguridad Social del sindicato proponerse a elaborar un proyecto alternativo, y lo elaboran.
Y cuando arranca a funcionar el Comité de Expertos ven que queda afuera, que entra todo menos eso y ahí empiezan las primeras movidas. Y fue creo que un 5 de enero o un 4 de enero que sale Marita en la Radio 36, no sé si salió Adolfo en esos días también, dando la alarma, «muchachos, se nos viene», y ahí empezamos a movernos, a conversar, nosotros teníamos definido, porque acá también hay un hecho muy importante, se demuestran los hechos que no hay contradicción en cuanto a que se participe desde el ámbito social, sindical, las comisiones barriales, las comisiones departamentales y sectores políticos…

Como siempre fue

– Como siempre fue. Dividir eso o prohibir, decir, no, fuerzas políticas no, el movimiento no tiene banderas partidarias, es popular, amplio. Ahora, hay fuerzas políticas que participamos y lo hacemos porque estamos convencidos. El decir que no participe ninguna es amnistiar aquellas que no comparten el planteo, perdonarles la vida, es ocultar y acá hay que definirse, todo el mundo tiene que definirse claramente.
Pero bueno…

Como pasó con los derechos humanos cuando se peleó por el Voto Verde, las privatizaciones varias veces

– Pero bueno, mucho más cerca de esto, cuando el PIT-CNT propone el referéndum en contra de la LUC llamó a los partidos políticos y la Unidad Popular tuvo 2 o 3 reuniones con el PIT-CNT. Después no llegamos al acuerdo porque, bueno, cuando el Frente Amplio le impuso la rebaja a 135 artículos dijimos, no, esta no es la nuestra, obviamente vamos a votar para derogar los 135 artículos pero sabemos que es poquitito

Quedaba lo de Seguridad Social afuera por ejemplo.

– Entre otras cosas no estuvo lo de la Seguridad Social, pero bueno…

De esto, Eduardo, hay una tibieza en la posición parlamentaria enorme sobre la reforma de la Seguridad Social.

– Hay silencios ¿no? A la que escuché ahora con más locuacidad fue a Jimena Pardo que es representante del Frente Amplio, es integrante del CESS (Comisión de Expertos en Seguridad Social) por el Frente Amplio, fue la presidenta de República AFAP.
Entonces, la presidenta de República AFAP no va a estar en contra de las AFAP.

– Pero es representante del Frente Amplio en el Comité de Expertos…

– Seguro, está ella, está Murro y no sé si hay otro más, pero de esos dos sí me acuerdo. Está Bai por el PIT-CNT y otro por la ONAJPU.
Pero bueno, después de lo de ayer creo que, como decimos, hay un antes y un después. Y hay un horizonte de lucha porque ayer empezó una etapa nueva, una etapa nueva que tiene que llevarnos a multiplicar la presencia militante y de información a la gente sobre este tema a nivel nacional, y decimos con conocimiento de causa, entre todos los temas que manejamos sin duda el que llega más rápidamente a la consciencia de la gente es el tema de la Seguridad Social.

– Vamos a cambiar de tema, el tema que estamos abriendo en este momento con Rubio es el 50 Aniversario del 26 de Marzo que muchos oyentes dirán, pero si ustedes ya hablaron de eso, han estado todo el año hablando de eso porque hubo conferencias internacionales, ha habido charlas pero falta lo principal

– Falta el acto, que se fue postergando por las razones evidentes, y bueno, nosotros asumimos el desafío de volver a la calle, de reencontrarnos en la calle. Y en una etapa yo diría que más que nunca en mucho tiempo hace falta que la izquierda, y esto lo hablo en términos generales, no nos referimos sólo al 26 de Marzo, recupere la presencia en la calle, recupere la fuerza en su planteo, recuperemos el programa de la izquierda.
Y el programa de la izquierda va unido a gente organizada, movilizada y en la calle, no hay programa de la izquierda en abstracto y en laboratorio porque eso sería un programa de laboratorio. Los programas de transformación de la sociedad reales, verdaderos, nacen con la lucha de la gente.
Ha sido un tiempo difícil, no sólo por el tema de la pandemia sino porque estamos asistiendo a un resurgimiento y un avance de la derecha y del fascismo en el mundo.
En «La Juventud» leía el artículo de lo que López Ave dijo en la radio acerca de lo que pasó en Italia, y él decía, los más veteranos tenemos vivida una historia que cuando los fachos entran al liceo a pegarle a los estudiantes lo conocemos, lo vimos, fuimos parte de ese proceso.
Cuando se empieza a reescribir la historia por parte de los represores. Ahora ya la teoría de los dos demonios está dejando lugar a la de un solo demonio que fue la lucha popular. Porque el otro día Lacalle dice, acá hubo dos bandos que se enfrentaron, capaz que no era nacido o era muy chico, podemos perdonarle por la minoridad de edad, acá no hubo dos bandos que se enfrentaron, acá hubo un pueblo que enfrentó el avance de la derecha y el fascismo.
Y el fascismo no es que vino un día el golpe de Estado, no, la JUP (Juventud Uruguaya de Pie), los escuadrones de la muerte ya estaban. Pero además la rebelión del pueblo fue contra el avance de la derecha y del ajuste brutal que mató al Uruguay liberal de la Suiza de América.
Me acuerdo que en aquella época se hablaba de la latinoamericanización del Uruguay, nos empezamos a parecer más a Argentina, a Bolivia y eso tenía un lado bueno, nos hermanaba con los pueblos, pero esto implicaba las marchas de los obreros de la carne, las ocupaciones de los frigoríficos…

Ocupaciones de fábricas

– Ocupaciones de fábricas, marchas de los cañeros, pero eso no era lo que se les ocurría a los peludos caminar o a los obreros de los frigoríficos venirse a Montevideo. No, eso iba atado de una ofensiva de capital trasnacional, primera carta intención del FMI en el 58, o sea ganan los blancos con los rabanitos, fue aquella alianza que llevó a Chicotazo, el ruralismo, ahí vino el ajuste y ahí hubo una resistencia popular y hubo lucha. Y después hubo represión.
Y comparar una represión previo a la dictadura y después de la dictadura con el uso del aparato del Estado contra organizaciones populares, fueran armadas o desarmadas, con la lucha del pueblo en la expresión que sea, es algo inaceptable desde el punto de vista histórico, no lo acepta ni Naciones Unidas, y acá se está reescribiendo la historia. Ahora hay grupos que piden la libertad de los asesinos de la dictadura, y sin ningún problema los comparan con los luchadores de aquella época.

Y se naturaliza todo, los medios, todo, como que es algo normal

– Está todo bien. Entonces, bueno, otros escritores que novelan hechos históricos de ese momento y donde el objetivo es equiparar a la dictadura con los que luchaban.
Entonces, en esta circunstancia más que nunca. ¿Porque por qué avanza el fascismo? ¿Por qué hoy se puede decir con total desparpajo? Porque la izquierda retrocedió, porque concedió espacio.
Yo ahora venía leyendo una nota muy buena, Olesker en un acto que hizo la 90 ayer o antes de ayer en Soriano con la candidatura de Civila, definió que el TLC con China era menos trabajo para los obreros uruguayos y más ganancias para los 50 grandes exportadores del Uruguay.
¡Espectacular! ¿Ahora, qué pasó en el gobierno del Frente Amplio? Estando en el Parlamento yo escuché a Nin Novoa, canciller del gobierno de Olesker, explicarnos que el TLC con China le iba a permitir al Uruguay ahorrarse no sé cuántos millones de dólares de aranceles que pagaban y que era la panacea, como el TLC del Mercosur con la Unión Europea. Ese espacio cedido, hablo del TLC y podríamos hablar en otros temas…

– Y ahora incluso han salido a decir, no se pongan ropas que no son de ustedes, lo del TLC con China empezó en el gobierno del Frente Amplio, porque es un triunfo…

– Pero eso es verdad, lo que es novedosa es la posición de Olesker. Entonces, la izquierda retrocede y avanza la derecha, y nosotros tenemos que recuperar el espacio de la izquierda organizada en la calle. Fundamentalmente con la organización y la movilización pero también en el planteo programático.
Aquí no hay que tener vergüenza de hablar de reforma agraria, aquí no hay que tener vergüenza de decir que tenemos que terminar con un sistema financiero extranjerizado y al servicio del capital privado, nacionalizar y estatizar la banca y el comercio exterior son malas palabras para quién, para los neoliberales y para los socialdemócratas que están al servicio de los neoliberales. Pero para la izquierda tiene que ser una voz de lucha, una consigna de combate.
¿El Sistema Nacional Integrado de Salud es la socialización de la medicina? No, es la consolidación de la privatización, tenemos que reclamar el sistema público estatal de salud único que les garantice a todos los uruguayos una atención de calidad en salud.
Fíjense el escándalo que hay ahora en Casa de Galicia. ¿Y a dónde se fue la plata? Nosotros en la investigadora de ASSE demostramos que el estado le alquilaba un piso entero o dos a Casa de Galicia de por vida. ¿Para qué? Para que sobreviviera. ¿A dónde se fue la plata?
Entonces, este acto nos pone el desafío de estar a la altura del momento histórico, ganar la calle con los que seamos, porque si fuéramos 15 la verdad que no sentiríamos vergüenza, pero vamos a ser más y tenemos que pelear para ser muchísimos más.
Pero gente en la calle con propuestas de izquierda, esa es la razón central de este 50 aniversario que es la única forma de homenajear 50 años de lucha consecuente y de homenajear a los compañeros que dieron su vida en esta lucha.

La tarea de invitar

– Mirá, hay una cuestión, cada vez que llegamos a una actividad siempre se acercan tres o cuatro personas y te dicen, qué pocos que somos ¿no? Pero siempre, y ayer a mí me parecía increíble, yo estaba recontra feliz. Ahora, nosotros cuando pensemos qué pocos que somos también tenemos que preguntarnos cuántos trajimos, a cuántos invitamos, cuánto hicimos por transformar esta realidad.
En estas condiciones la presencia en el acto de gente está directamente vinculada al trabajo militante que hagamos para invitar a la gente. De ahí que ya están los volantes, afiches. De aquí al sábado que viene nuestra tarea es, además de trabajar, de atender la casa, lo que implica la vida normal, estar todos los días militando para este acto.
Y obviamente las agrupaciones cubriendo todas las ferias que surjan, ya está la Juventud del 26 también metida en esto, ya están los compañeros de todos los frentes, el Delia Villalba, está todo el mundo con la cabeza puesta en cómo aportamos a este acto para que sea de la mayor concurrencia posible y que esa concurrencia a su vez se refleje en el contenido que pretendemos darle de reivindicación de la izquierda y de la lucha de la izquierda en este país.
Vienen de Paysandú, vienen de San Carlos, vienen de Lavalleja, vienen de Colonia, un ómnibus de la costa ya está comprometido, hay un clima importante.
Ahora, la carga de la responsabilidad de traer gente en un acto en Montevideo cae sobre Montevideo y la zona metropolitana. O sea que en cada barrio hay que empezar a moverse e insistimos, en esta etapa importa mucho el vínculo personal, el llamar a aquel compañero que hace tiempo no vemos, ir a visitarlo, llevarle un volante, animarlo, porque también una tarea central en esta etapa es devolverle el ánimo a la gente.
Hay un peso grandísimo de esta realidad, hoy escuchaba a Mieres diciendo que cayó el desempleo, yo no sé en qué país vive Mieres pero la verdad que vos hablás con los compañeros y la angustia económica es una angustia que tiene que ver con qué llevás para darle de comer a tus hijos. No es una angustia en abstracto o una angustia inventada, no es un problema de existencialismo, es decir loco, no tengo para darle de comer a los gurises.

– El otro día hablábamos de la naturalización de las ollas populares, se institucionaliza el apoyo como que se hace una gran obra apoyando las ollas populares…

– Den trabajo, muchachos, generen fuentes de trabajo, ese es el gran tema, trabajo para tener un ingreso real y que la gente pueda vivir de su trabajo.

– Decíamos hace un ratito de en todos los barrios empezar a moverse, aquel que está solo en un barrio, este es un tiempo que ha sido duro, todo este año y medio casi 2 largos, que nadie sienta vergüenza y decir, yo no hice nada en todo este tiempo y ahora cómo hago, cómo vuelvo. O acá éramos cinco y ahora quedé solo. Que nadie sienta vergüenza de nada.

– Pero vergüenza sería no estar, decir, bueno mirá, largué la chancleta, me quebré.
No, si está solo, bueno, mantuvo la bandera. Y este es un tiempo en el que empiezan a quebrarse las soledades también, de a poquito, ayer nos reencontramos tantos en esa plaza Independencia que creo que es parte de la alegría que sentía todo el mundo de estar allí, de estar además escuchando intervenciones que marcaban un camino claro. Vos decías, acá no hay gato encerrado, acá no hay nada escondido, acá está clarita la propuesta y por esto vamos a pelear.

– Claro. Rubio, cuando vos decías que hay que invitar uno por uno a los compañeros, vos no estar diciendo poner en el grupo de Whatsapp una invitación para todos…

– También, también, mandemos por Whatsapp las invitaciones pero no esperemos que nos pongan el visto, vamos a conversar con la gente, vamos a visitarlos.
Mirá, los compañeros de la agrupación del Municipio C han retomado una práctica histórica de la izquierda, agarran los volantes, además de ir a la feria, y se definen 3 o 4 manzanas y no tiran el papel por abajo de la puerta, tocan la puerta y entregan en la mano.

– Ahí está, una verdadera barriada


– Obviamente reciben rechazos, mucho más que rechazos interés en conversar y algunas aceptaciones. Bueno, esa es una manera concreta de romper la soledad, el aislamiento y retomar el contacto con la gente.
Entonces, en la feria lo mismo, el otro día en la feria del Cerro estaban trabajando por el tema de la Seguridad Social y se incorporó un feriante a volantear, dijo: esto me interesa, yo también quiero volantear
Entonces, es momento de quebrar la soledad, de salir al encuentro con la gente.
Después yo sé que es fácil decirlo, cambiar esta realidad cuesta trabajo, ahora, si no ponemos trabajo no la cambiamos. O sea, a no desanimarse porque vamos a tener respuestas negativas, positivas pero de a poquito vamos a ir construyendo esa fuerza imprescindible para volver a ganar la calle y generar momentos de lucha que nos permitan recuperar la iniciativa, como izquierda, porque ese es el objetivo.

– Exacto, y se puede, no es que ahora hay que sentirse aplastado porque ahora…

– No, miremos en el mundo, miremos lo que ha pasado en otros lugares donde realmente ha habido instancias (en Chile, en Colombia) de luchas en la calle con mucha fuerza, capaz que lo que ha faltado es realmente un proyecto político realmente transformador.
Entonces, a salir al encuentro de la gente, esa es la consigna del momento. ¿Porque qué pasa? También te dicen los compañeros, ¿y para qué vamos a volantear si de mil volantes que repartimos si va 1 al acto es mucho?
Bueno, pero pensémoslo de otra manera, si no nos ponemos este fin de semana en la feria con los volantes y hablamos con la gente, ponele que de 100 con los que conversamos vienen 3 al acto, ahora hay 97 que saben que hay un acto del 26 de Marzo, que es el 50 aniversario, que estamos luchando por esto y por lo otro, o sea, multiplicamos, la propaganda te multiplica el acto. No es así de reparto 100 y vienen 100, es un paso de encuentro con la gente y de colocar una actividad que seguramente va a tener poca repercusión en la gran prensa, además vamos a tener el partido de Uruguay el día anterior, vamos a estar con si viene Messi o no viene Messi, todos esos problemas y de otra manera pasaría desapercibido.

El acto va a ser en la calle, tenemos el recurso si llega a llover de meternos para adentro, esa es la razón de hacerlo allí, hoy tenemos algún inconveniente en el local central en el salón principal como para poder entrar ahí. O sea, lo hacemos frente a la fonoplatea que además te resuelve, ahora te exigen baños químicos si no tenés baños, tenés baño ahí en la fonoplatea, se resuelven muchas cosas. Hay un equipo de organización trabajando.
El acto empieza a las 5:00 de la tarde, no se convoca a las 5.00 para empezar 5.30, no. A las 5.00 arrancamos con la parte cultural, se está preparando también algún video con alguna cuestión histórica, el homenaje a compañeros que han sido pilares de esta organización, bueno, que son la organización, seguramente va a ser tremendamente emotivo. Va a estar la parte oratoria que están los compañeros, aparte del pesado de siempre van a estar compañeros que integran la nueva dirección del 26, Leonardo Luzardo, Romy Silva y bueno, y Eduardo Rubio que no es tan nuevo pero nos tocará hacer la parte oratoria.
Y después la presencia de los compañeros que insisto, muy importante, de distintos lugares del interior, y bueno, y la participación de los jóvenes del 26 que están ya metidos también en tareas de propaganda, en las tareas concretas de armado del telón, que ahí hay también participación de compañeros que están aportando mucho desde el punto de vista artístico en lo que es la parte de diseño, en la parte gráfica. Pero bueno, las tareas son, en eso no inventamos, obviamente va a haber propaganda en las redes, en algunas zonas habrá carroparlante, va a estar toda la propaganda acá en la Radio, y después la tarea militante que tiene un doble sentido, tiene la importancia como siempre, o sea, nada sustituye, lo que decíamos hoy el contacto mano a mano con la gente. Pero además el tener este objetivo nos permite también movilizar a muchísimos más compañeros porque hay un objetivo concreto, nos reunimos para ver cómo vamos al acto, cuánta gente llevamos, de dónde salimos, qué pintada hacemos, dónde ponemos los afiches, eso nos ayuda también en la tarea de reconstrucción organizativa que para nosotros en esta etapa es prioritario de cara al tiempo que se viene

– Bueno, cada uno que vea en qué puede colaborar, digo para el que está en su agrupación, en su agrupación organizarán y verán todo lo que hay que hacer. El que todavía no está en una agrupación, por la razón que sea, que diga yo puedo ayudar repartiendo volantes en tal esquina o en tal complejo de viviendas, o tengo auto, puedo llevarle volantes a algún compañero que no puede venirlos a buscar, eso saben los compañeros, pero que no quede nadie afuera

– No, que se contacten con el compañero más cercano, pasa por el local o llama, para los que manejan las redes allí están los contactos del 26, mucha gente a veces se contacta a través de las redes y lo llamamos. El que precisa volantes que pida, nosotros vamos a repartir, a llevar y obviamente aquel que necesite de repente no sabe que en el barrio sí hay compañeros que están organizados. Bueno, vincularse, este es el momento para vincularse y dar esta batalla que nos va a fortalecer a todos sin duda.
Y no lo hacemos además, obviamente es el acto aniversario del 26, es una fiesta partidaria pero lo hacemos como es nuestra historia con un sentido de construcción colectiva y con la mayor amplitud. Nosotros no queremos fortalecer el 26 para decir qué fuerte que es, queremos fortalecer al 26 para aportar al conjunto de la lucha de nuestro pueblo, para poder aportar más a la Unidad Popular, para estar en cada una de las batallas que se están planteando en esta etapa. Bueno, vamos a estar metidos hasta la médula en la batalla en defensa de la Seguridad Social y por eliminar las AFAP, que es una batalla histórica que hemos tenido nosotros.
Pero en defensa del trabajo, del salario, enfrentando la arremetida neoliberal, enfrentando también la arremetida represiva. Así como históricamente hemos condenado, condenamos ahora este procesamiento que aparece sobre 6 o 7 compañeros por haber protestado con el traslado que en épocas del gobierno de Mujica se le planteó a la jueza Mariana Mota.
Nosotros solidarios poniéndole el hombro a cada una de las batallas importantes que dé nuestro pueblo.
Y el acto tiene ese sentido, obviamente reivindicar nuestra historia, reivindicar nuestra lucha y nuestros objetivos revolucionarios, reivindicar nuestra concepción de la lucha y acá vale la pena aclararlo, nos dicen, ustedes son trogloditas, se niegan a las redes, bueno, algunos de nosotros somos sí medio obtusos para las redes pero no negamos ningún avance tecnológico, lo que no nos dejamos engañar en cuanto a que transformar a una sociedad sólo se la transforma con gente organizada y luchando en la calle. después mandá todos los mensajes que quieras o cuantos más mandemos mejor, pero precisamos reconstruir organización, organización de pueblo, organización en la calle, con la gente, eso es lo que transforma la realidad.


Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s